ASTRONAÚTICA (Inicio)

Proyecto Mercury
Programa Géminis
Programa Apolo
Enterprise
Columbia
Challenger
Atlantis
   Atlantis I
   Atlantis II
   Atlantis III
   Atlantis IV
   Atlantis V
   Atlantis VI
   Atlantis VII
   Atlantis VIII
   Atlantis IX
   Atlantis X
   Atlantis XI
   Atlantis XII
   Atlantis XIII
   Atlantis XIV
   Atlantis XV
   Atlantis XVI
   Atlantis XVII
   Atlantis XVIII
   Atlantis XIX
   Atlantis XX
   Atlantis XXI
   Atlantis XXII
   Atlantis XXIII
   Atlantis XXIV
   Atlantis XXV
   Atlantis XXVI
   Atlantis XXVII
   Atlantis XXVIII
   Atlantis XXIX
   Atlantis XXX
   Atlantis XXI
   Atlantis XXII
Discovery
Endeavour
Estación Espacial Mir
Estación Espacial ISS
Programa Ariane
Tecnología STS
¿Donde está la ISS?
Viaje a Marte
Motores Iónicos

 

@José Miguel Esteban

PROGRAMA SHUTTLE ATLANTIS (22) STS-106


Tripulantes: Terrence W. Wilcutt (4) - Scott D. Altman (2) - Edward Tsang Lu (2) - Yuri I. Malenchenko (2)- Boris V. Morukov (1)- Richard A. Mastracchio (1)- Daniel C. Burbank (1)

Duración de la misión: del 8 al 20 de Septiembre 2000

 


Objetivos de Misión: Ensamblaje de la Estación ISS-04.

Obreros calificados
A los siete tripulantes del Atlantis les esperan nueve duras jornadas de labor en la Estación Espacial Internacional (ISS) como electricistas, mecánicos y changarines calificados.
Después de haberse agregado a la construcción orbital el módulo ruso Zvezda el 25 de julio y, detrás de éste, un carguero Progress repleto, la principal tarea de los cinco astronautas norteamericanos y dos rusos será completar los detalles de la unión del nuevo segmento y seguir preparando la estación para sus primeros habitantes permanentes, que llegarán a fines de octubre.
El lanzamiento del Atlantis, el próximo viernes 8 de septiembre por la mañana, marcará el comienzo de una persecución de 36 horas que concluirá en la madrugada del domingo 10.

Sábado, 09 de Septiembre de 2000.
DESPEGA CON EXITO PARA UNA MISION DE 10 DIAS.
El Atlantis tratará de hacer habitable la Estación Espacial.
Se presagiaba mal tiempo. Durante la noche hubo aguaceros intensos y varias tormentas eléctricas. Incluso dos rayos alcanzaron la plataforma de lanzamiento pero, finalmente, el transbordador Atlantis pudo despegar ayer desde Cabo Cañaveral rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS) con un objetivo: adecentar el módulo ruso Zvezda, lanzado el pasado julio, de forma que a principios de noviembre puedan instalarse allí los primeros inquilinos que habitarán la ISS de forma continuada.
Así, por ejemplo, en esta misión deberá quedar instalado definitivamente el sofisticado inodoro entre cuyas innovaciones destaca un sistema para evitar que las heces floten entre los astronautas en forma de fino polvo como sucedía en la Estación Espacial Mir. También deberá trasladar 2,5 toneladas de suministros necesarios para la tripulación, desde alimentos hasta material para los experimentos.

Acoplamiento al módulo.
El Atlantis partió con siete tripulantes a bordo y su misión se prolongará durante 10 días. El domingo está previsto el acoplamiento al módulo ruso y, a partir de ese momento, comenzará la tarea más complicada: la salida de dos astronautas Edward Lu y Yuri Malechenkodesde del transbordador al espacio exterior. Se jugarán literalmente la vida porque deberán alejarse a unos 34 metros del Atlantis.
Según la NASA, jamás un astronauta se ha separado a tanta distancia de un transbordador espacial. En un principio se quiso evitar esta operación pero, finalmente, no ha quedado más remedio que acometerla pues era necesario tender unos cables entre los dos módulos rusos de forma que la Estación Espacial Internacional pueda proveerse correctamente de energía y orientación de vuelo.
Y es que la energía está siendo uno de los mayores problemas aún no resueltos de la Estación Espacial. De hecho, esta misión se ha diseñado para que el transbordador consumiera la mínima cantidad posible de combustible de manera que el resto pudiera usarse para elevar la órbita de la ISS, que se precipita lentamente hacia la Tierra por falta de energía, aunque aún está a 320 kilómetros de altura.
Con esta misión se inicia, según la NASA, el calendario de vuelos de transbordadores más intenso en la Historia de la conquista espacial. Así, tras el regreso del Atlantis partirá el Discovery tan solamente dos semanas después.
Todo se justifica con el fin de que la construcción de la Estación Espacial Internacional, en la que participan 16 países, entre ellos España, se acelere y cumpla con los plazos previstos: en el 2005-2006 será la estructura más grande jamás construida en el espacio, se extenderá más de 100 metros sobre el cielo, como un campo de fútbol y podrá ser observada a simple vista desde la Tierra.
El presupuesto se ha estimado en 3,5 billones de pesetas, de los que España aportará unos 9.000 millones de los 450.000 que la Agencia Espacial Europea dedicará a esta Estación.
El 28 de octubre está previsto que la tripulación denominada Expedición Uno, dirigida por el astronauta estadounidense Bill Shephard, parta desde el cosmódromo de Baikonour para habitar la ISS de forma continuada. Por ahora sólo tiene tres módulos aunque en los próximos años se espera que se le agreguen muchos más, entre ellos el Columbus, fabricado por la Agencia Espacial Europea.
Los astronautas que se han acercado hasta la Estación la han descrito, de momento, como «una masa parecida a tarros de mermelada desde la que asoman antenas y paneles solares». Pero tras esta inocente morfología se esconde la primera avanzadilla, como los fuertes en el Lejano Oeste, desde la que se pretende conquistar definitivamente el espacio.

Quienes son los tripulantes.


El comandante, Terry Wilcutt, Coronel y piloto de pruebas de la infantería de marina, 50 años. Acredita 724 horas en el espacio, en tres misiones. Fue piloto de las STS-68 (1994) y STS-79 (1996) y comandó la STS-89 (1998). Estas dos últimas protagonizaron los acoplamientos cuarto y octavo, respectivamente, con la Mir.


El piloto, Scott Altman, Comandante de la Armada, 41 años, casado, tres hijos. Piloto de pruebas, totaliza 3.400 horas de vuelo en 40 modelos de aviones. En el espacio estuvo 381 horas como piloto de la STS-90 (1998), una misión que estudió los efectos de la ingravidez en el sistema nervioso, acoplen el transbordador a una de las escotillas del módulo Unity, en un extremo de la ISS.


Un día más tarde, el especialista Ed Lu, Doctor en física, 37 años, soltero, es también piloto privado aficionado a la acrobacia aérea. Especialista en física solar y astrofísica, debutó en el espacio en la STS-84 (1997), sexto acoplamiento con la Mir, cuando pasó 221 horas en órbita.


Yuri Malenchenko, Cosmonauta y coronel de la Fuerza Aérea rusa, 38 años, casado, un hijo. Pasó 126 días en el espacio como comandante de la misión Mir-16, con dos caminatas espaciales por un total de 12 horas. Le tocó conducir también el primer acoplamiento manual de un carguero Progress con la Mir, protagonizarán la primera caminata espacial conjunta ruso-norteamericana en la ISS cuando se expongan al vacío durante más de seis horas para conectar cables entre los módulos Zarya y Zvezda, e instalar un magnetómetro que, al operar como un compás tridimensional, ahorrará gran parte del combustible usado para el posicionamiento de la estación.
Desde la cabina posterior del Atlantis, el novicio Dan Burbank seráel "coreógrafo" de la caminata dando indicaciones a sus compañeros sobre cómo y hacia dónde moverse.


Junto a él, otro debutante, Rick Mastracchio, Ingeniero en electrónica e informática, 40 años, casado, tres hijos. Trabajó en el desarrollo del software de vuelo del transbordador, y como responsable de los procedimientos de guía durante la entrada y la salida de la órbita. Es su primera experiencia en órbita.
operará el brazo manipulador remoto del transbordador para transportar a Lu y a Malenchenko más rápidamente hacia los lugares de trabajo.
Al día siguiente los siete astronautas entrarán en la ISS y por primera vez abrirán las compuertas que separan al módulo Zarya del Zvezda y a éste del carguero Progress.


El otro ruso, Boris Morukov, Cosmonauta ruso, doctor en medicina y en física, 49 años, casado, dos hijos. Investigador especializado en supervivencia en el espacio, durante 20 años (1979-1999) contribuyó a mejorar el apoyo médico terrestre a las misiones orbitales. Debuta en esta misión, será reponsable de descargar la media tonelada de suministros que transportó el Progress mientras sus compañeros instalan tres baterías en el Zvezda y reemplazan dos de las seis que lleva el módulo Zarya.
También activarán dos máscaras de gas y tres extintores que quedarán en el Zvezda como elementos de porotección antiincendio y dejarán funcionando equipo para recargar las baterías de futuros transbordadores y cápsulas Soyuz.
Mastracchio será también responsable de descargar 2.000 kilos de suministros que llevará el Atlantis en su bodega.
Finalmente, dejarán en el Zvezda el primer inodoro de la ISS para que lo instalen los tripulantes permanentes que llegarán a fines de octubre.

Sábado, 16 de Septiembre de 2000.
Nuevo fallo en una batería rusa de la Estación Espacial Internacional.
NUEVA YORK.- Una de las baterías de fabricación rusa que alimentan de electricidad el módulo Zvezda de la Estación Espacial Internacional (ISS) no funciona.
La NASA aseguró ayer que la estación puede funcionar normalmente y que el fallo detectado no afectará a los equipos electrónicos y al material que los astronautas del Atlantis han trasladado esta semana al interior del módulo. «Lo más probable es que tengamos que cambiar también esta batería», aseguró ayer Mark Ferring, el director de los viajes a la estación de la NASA.
Las baterías rusas, enormes cajas metálicas de cientos de kilos de peso, han causado problemas desde que fueron instaladas el año pasado. Los rusos aseguran que no hay problemas en sus baterías y que funcionan correctamente. Sin embargo, informes confidenciales que manejan los norteamericanos han concluido que el uso de materiales baratos y la mala calidad en el aislamiento y el cableado interno de estos aparatos son la causa de sus fallos.
Luego de desacoplarse el lunes 18, el Atlantis dará un rodeo alrededor de la ISS para una inspección ocular y fotográfica y aterrizará en la Florida el miércoles 20, poco antes del amanecer.