ASTRONAÚTICA (Inicio)

Proyecto Mercury
Programa Géminis
Programa Apolo
Enterprise
Columbia
Challenger
Atlantis
   Atlantis I
   Atlantis II
   Atlantis III
   Atlantis IV
   Atlantis V
   Atlantis VI
   Atlantis VII
   Atlantis VIII
   Atlantis IX
   Atlantis X
   Atlantis XI
   Atlantis XII
   Atlantis XIII
   Atlantis XIV
   Atlantis XV
   Atlantis XVI
   Atlantis XVII
   Atlantis XVIII
   Atlantis XIX
   Atlantis XX
   Atlantis XXI
   Atlantis XXII
   Atlantis XXIII
   Atlantis XXIV
   Atlantis XXV
   Atlantis XXVI
   Atlantis XXVII
   Atlantis XXVIII
   Atlantis XXIX
   Atlantis XXX
   Atlantis XXI
   Atlantis XXII
Discovery
Endeavour
Estación Espacial Mir
Estación Espacial ISS
Programa Ariane
Tecnología STS
¿Donde está la ISS?
Viaje a Marte
Motores Iónicos

 

@José Miguel Esteban

PROGRAMA SHUTTLE ATLANTIS (28) STS-117


Tripulantes: Comandante Frederick Sturckow, Piloto Lee Archambault, Especialistas James Reilly, Steve Swanson, Patrick Forrester, John D. Olivas .

Duración de la misión: 09 al 23 de Junio de 2007

 

 

Objetivos de la Misión: Terminar de plegar los viejos paneles solares y reubicarlos en el segmento S3/S4 de la Estación Espacial Internacional ISS.

Viernes, 09 de Febrero de 2007.
El calendario se iniciará con el lanzamiento del Atlantis, en su misión STS-117, previsto para el 16 de marzo, los seis tripulantes, todos estadounidenses, tendrán la delicada misión de terminar de plegar los viejos paneles solares y reubicarlos en el segmento S3/S4 de la estación, a partir de allí la misma recobrará la simetría que había perdido durante las dos misiones anteriores de reconfiguración.
Durante esos días los astronautas de la STS-117 serán asistidos por los habitantes estables de la ISS, la Expedición 14, integrada por Michael Lopez Alegría, Mikhail Tyurín y Sunita Williams.
En abril llegará la Expedición 15, a bordo de la Soyuz TMA-10, integrada por los rusos Fyodor Yurchikhin y Oleg Kotov, con ellos llegará también el quinto turista espacial, el estadounidense de origen húngaro Charles Simonyi.
Simonyi permanecerá una semana en la ISS, luego de la cual regresará a Tierra a bordo de la Soyuz TMA-9 junto a Michael Lopez Alegría y Mikhail Tyurín, dejando a bordo a Fyodor Yurchikhin y Oleg Kotov, más Sunita Williams, que a partir de allí será la tercera integrante de la Expedición 15.
A fines de junio llegará el Endeavour en su misión STS-118, con siete astronautas, entre los cuales podemos destacar al canadiense Daffyd Williams, la educadora Barbara Morgan, quien fuera suplente de Christa McAuliffe en la trágica misión del Challenger en 1986 y Clayton Anderson, quien se quedará en la estación reemplazando a Sunita Williams, asumiendo su papel de tercer integrante de la Expedición 15, hasta septiembre.
En septiembre le tocará el turno al Atlantis, la STS-120, una de las más complejas misiones que será la encargada de instalar el Nodo 2 a la estación, además de unos paneles destinados a conyro, térmico que correrán paralelos a los módulos instalados, pera ello el módulo Zarya deberá replegar sus paneles. Además un nuevo par de paneles (el P6) serán plegados en el segmento S/5.
Entre sus siete integrantes podremos destacar a Pamela Melroy, la segunda mujer que comandará una misión del transbordador, después de Eileen Collins retirada hace poco, el italiano Paolo Nespoli y Daniel Tani quien relevará a Clayton Anderson para ser el nuevo integrante de la Expedición 15 y recibir a los venideros expedicionarios de la 16.

Yuri Malenchenko y Peggy Whitson, integrantes de la Expedición 16
En octubre llegará a la Estación el segundo y último vehículo tripulado ruso, la Soyuz TMA-11, llevando a bordo a la Expedición 16, Peggy Whitson, Yuri Malenchenko y el primer astronauta malayo Sheik Muszaphar Shukor.
Shukor participará como astronauta investigador y al término de su estadía regresará con Yurchikhin y Kotov, dejando a Whitson, malenchenko y Tani a cargo de la estación.
Octubre también será el mes del módulo europeo Columbus, transportado por el Discovery en su misión STS-122 tripulado entre otros por el alemán Hans Schlegel y el francés Leopold Eyharts quien relevará a Tani en la Expedición 16 y será el segundo europeo que participará en una expedición en la ISS.
El 2007 se cerrará con la STS-123, posiblemente llevada a cabo por el Discovery, en diciembre, encargada de llevar la primera parte del complejo japonés a la estación.
La participación internacional promete ser mayor para el 2007 y aún más para el 2008, seguramente la reactivación espacial ya está en marcha, así quedó demostrado durante este año que se termina, lo cual nos acerca cada vez más a la proyección del hombre en el espacio.

SALDRÁ HACIA LA ESTACIÓN ESPACIAL EL 15 DE MARZO

Sábado, 17 de Febrero de 2007.
El 'Atlantis' emprende el camino hacia la plataforma de lanzamiento Traslado del 'Atlantis'.

El transbordador espacial 'Atlantis' comenzó su recorrido desde el edificio de montaje de vehículos hasta la plataforma de lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (EEUU), desde donde saldrá el próximo 15 de marzo hacia la Estación Espacial Internacional.
Está previsto que el 'Atlantis' complete el camino de alrededor de 10 kilómetros en unas seis horas. Una vez que llegue a su destino, la plataforma de lanzamiento '39 A', el transbordador será ajustado para poder iniciar las tareas preparatorias para su salida.
El lanzamiento de la conocida técnicamente como "Misión STS-117" supondrá la primera salida de un transbordador desde la plataforma '39 A' en cuatro años.
El vuelo del transbordador hacia la Estación Espacial servirá para que la tripulación, de seis astronautas, instale un nuevo segmento del complejo, repliegue y reubique una serie de paneles solares y despliegue una nueva sección en el estribor de la nave.
Durante la misión del último transbordador el pasado mes de diciembre, el repliegue de algunos paneles solares de la estación causaron serios problemas a los astronautas de la NASA, por lo que se vieron obligados a prolongar un día la misión espacial. Para esta misión del 'Atlantis', la NASA ha previsto nuevas tácticas para que no vuelva a ocurrir lo mismo que a finales del año pasado.
Para llevar a cabo todas estas tareas está previsto que los astronautas realicen tres caminatas espaciales. Al frente de esta nueva misión estará el comandante Frederick Sturckow, quien ya ha participado en dos misiones anteriores, y el piloto Lee Archambault, que efectuará su primer vuelo.
También regresarán a la Estación Internacional los especialistas James Reilly y Patrick Forrester, mientras que el estadounidense de origen hispano John Olivas y su compatriota Steven Swanson se unirán a la tripulación en el que será su primer vuelo.
Todos ellos acudirán al centro espacial Kennedy unas semanas antes de la salida, prevista para el día 15 de marzo, y participarán en el test de ensayo para la cuenta atrás.
Durante la prueba llevarán a cabo ejercicios de seguridad, inspeccionarán la nave y los tanques adjuntos de combustible, y realizarán un ejercicio de simulación en caso de que hubiera un apagón imprevisto en los motores de la nave.
Por otro lado, la NASA anunció que tiene previsto adelantar una de las misiones previstas para este año en la que se trasladarán nódulos de conexión que permitirán sujetar los nuevos laboratorios de la Estación Espacial Internacional al cuerpo principal del complejo orbital. En vez del 7 de septiembre, la misión saldrá el 26 de agosto.

EL DESPEGUE SE RETRASA 'HASTA ABRIL O MAYO'

Miércoles, 28 de Febrero de 2007.
Una tormenta de granizo daña el 'Atlantis' y la NASA retrasa su lanzamiento En la imagen se aprecian los daños causados por el granizo en un tanque del 'Atlantis'.

La NASA ha decidido retirar el transbordador 'Atlantis' de su zona de lanzamiento en el centro espacial 'Kennedy' (Florida), debido a los daños ocasionados por una tormenta de granizo en uno de los tanques exteriores de combustible.
"En principio, la misión se realizará en abril o mayo próximos", dijo un portavoz de la agencia espacial estadounidense.
De esta forma el incidente afectará a los planes de salida en una misión de 11 días hacia la Estación Espacial Internacional (ISS), prevista inicialmente para el próximo 15 de marzo.
El lanzamiento de la conocida técnicamente como "Misión STS-117" servirá para que la tripulación, de seis astronautas, instale un nuevo segmento del complejo, repliegue y reubique una serie de paneles solares y despliegue una nueva sección en el estribor de la nave.
Durante la misión del último transbordador el pasado mes de diciembre, el repliegue de algunos paneles solares de la estación causaron serios problemas a los astronautas de la NASA, por lo que se vieron obligados a prolongar un día la misión espacial. Para esta misión del 'Atlantis', la NASA ha previsto nuevas tácticas para que no vuelva a ocurrir lo mismo que a finales del año pasado

Martes, 05 de junio de 2007.
EL LANZAMIENTO, PREVISTO PARA LA NOCHE DEL VIERNES El 'Atlantis', listo para despegar
Los responsables de la agencia espacial estadounidense han anunciado que el transbordador 'Atlantis' está listo para despegar, y si todo sale según lo previsto, lo hará desde las instalaciones de Cabo Cañaveral, en Florida, la madrugada del 8 al 9 de junio. Será la primera misión del año, postergada por culpa de una inoportuna tormenta de granizo que provocó serios daños en el tanque externo de combustible apenas unos días antes del anterior intento de lanzamiento.
Los técnicos de la NASA no han dado el visto bueno para el despegue hasta que han comprobado que el tanque externo no sufría daños que podrían provocar un problema mayor a la nave, especialmente durante el despegue. Precisamente, el desprendimiento de algunos fragmentos de aislante del tanque durante el lanzamiento fueron los causantes últimos de la tragedia del 'Columbia', que estalló en pleno vuelo al afectar dichos desprendimientos a las losetas térmicas que protegen el transbordador.
"Estamos extremadamente confiados en que hemos hecho todas las reparaciones necesarias y el tanque está listo para volar", señaló el responsable de los programas del transbordador, Wayne Hale. Los ingenieros de la agencia espacial han rellenado los más de 4.200 impactos provocados por granizo -algunos del tamaño de pelotas de golf-, y según los expertos en seguridad de la Agencia, las probabilidades de que se desprenda un fragmento de aislante de las zonas dañadas por la tormenta son de "una entre 650".

Bill Gerstenmaier, administrador adjunto para operaciones espaciales de la NASA, explicó que la ventana de lanzamiento se abrirá el próximo día 8 y durará hasta el día 12, aunque la NASA ha elegido como fecha para el primer intento de despegue el 8 a las 19.38 hora local (la 01.38 ya del día 9 en España). "El 'Atlantis' ya está listo para salir", señaló.
En la rueda de prensa, Hale explicó que las reparaciones que sufre la pista de la NASA en Morón (España), no afectarán a la salida del transbordador. En los últimos meses, técnicos de la agencia espacial han visitado las instalaciones de Morón, cerca de Sevilla, y Zaragoza, para comprobar in situ que las instalaciones cumplen los requisitos necesarios para que un transbordador pueda hacer un aterrizaje de emergencia. En el caso de Sevilla, tras la visita se decidió asfaltar de nuevo la pista, unas obras que "ha durado más de lo que se esperaba".
En esta ocasión, la tripulación de la nave está compuesta exclusivamente por hombres. Al comandante Frederick Sturckow le acompañarán el piloto Lee Archambault, y los especialistas de misión James Reilly II, Patrick Forrester, Steven Swanson y John D. Olivas, así como el ingeniero de vuelo Clayton Anderson. Este último se quedará en la Estación Internacional, mientras que en el viaje de regreso a Tierra el 'Atlantis' se traerá a Sunita Williams.
Para el piloto, como para otros tres de sus compañeros, éste será su primer viaje al espacio, pese a que algunos de ellos forman parte del cuerpo de astronautas de la NASA desde 1998.
La misión durará 11 días, y en ella los astronautas tendrán que hacer tres paseos espaciales para colocar e instalar un segmento de 17 toneladas en el armazón de la Estación, así como desplegar una serie de paneles solares.
La operación permitirá aumentar la capacidad eléctrica de la ISS en preparación para la llegada de nuevos módulos científicos de las agencias espaciales europea y japonesa.

Viernes, 08 de junio de 2007.


Con un cielo despejado y una escasa probabilidad de tormentas para esta noche, los siete tripulantes del 'Atlantis' están ya listos para comenzar su misión. el transbordador espacial despegará desde Cabo Cañaveral, en Florida (EEUU) a las 23.38 horas GMT (dos horas más tarde en España) para llevar a cabo una misión de 11 días para abastecer y seguir la construcción de la Estación Espacial Internacional.
Bill Gerstenmaier, administrador adjunto para operaciones espaciales de la NASA, explicó que la ventana de lanzamiento se abre el día 8 y durará hasta el día 12.
"El 'Atlantis' ya está listo para salir", señaló.
Durante la misión, de una duración prevista inicialmente de 11 días, los astronautas instalarán dos nuevos segmentos de vigas de extensión en la ISS, y también colocarán dos paneles solares al estribor de la Estación, que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra.
En esta ocasión, la tripulación de la nave está compuesta exclusivamente por hombres. Al comandante Frederick Sturckow le acompañarán el piloto Lee Archambault, y los especialistas de misión James Reilly II, Patrick Forrester, Steven Swanson y John D. Olivas, así como el ingeniero de vuelo Clayton Anderson. Este último se quedará en la Estación Internacional, mientras que en el viaje de regreso a Tierra el 'Atlantis' se traerá a Sunita Williams.
Para el piloto, como para otros tres de sus compañeros, éste será su primer viaje al espacio, pese a que algunos de ellos forman parte del cuerpo de astronautas de la NASA desde 1998.
Los paneles solares que instalarán los tripulantes del 'Atlantis' son similares a los colocados a babor de la estación en septiembre pasado. La tarea incluye el plegado de los paneles antiguos y la instalación de los nuevos, que tienen un sistema que permite su rotación.
La misión STS-117 debía haber sido la segunda del año para los transbordadores espaciales, pero sin embargo la NASA se vio obligada a suspender la primera debido a que una fuerte tormenta de granizo dañó seriamente el tanque de combustible del 'Atlantis' cuando éste estaba ya colocado en la rampa de despegue.
Los desperfectos fueron tan serios que los técnicos tuvieron que llevar la nave de vuelta la hangar, y el 'Atlantis' despega hoy con más de 4,200 parches en el tanque principal, aunque los expertos en seguridad de la Agencia señalan que no ofrece ningún peligro para la misión.
La agencia espacial ha explicado que las reparaciones que sufre la pista de la NASA en Morón (España), no afectarán a la salida del transbordador. En los últimos meses, técnicos de la agencia espacial han visitado las instalaciones de Morón, cerca de Sevilla, y Zaragoza, para comprobar in situ que las instalaciones cumplen los requisitos necesarios para que un transbordador pueda hacer un aterrizaje de emergencia. En el caso de Sevilla, tras la visita se decidió asfaltar de nuevo la pista, unas obras que "han durado más de lo que se esperabamos".
Los humanos han salido al espacio exterior 717 veces, y 18 astronautas y cosmonautas han muerto en el intento. Siete perdieron la vida en el 'Challenger' y otros siete en el 'Columbia', mientras que los otros cuatro eran cosmonautas rusos que perecieron en sendos accidentes en naves soviéticas.

Sábado, 09 de junio de 2007.

El transbordador espacial 'Atlantis' ha despegado desde las instalaciones de la NASA en Cabo Cañaveral, en Florida, con rumbo a la Estación Espacial Internacional. Con precisión suiza, la nave salió a las 1.38 horas sin problemas y en medio de condiciones climatológicas ideales. Los técnicos de la Agencia Espacial Estadounidense esperan que se acople a la Estación dentro de unas 48 horas.
Durante la misión, de una duración prevista inicialmente de 11 días, los astronautas instalarán dos nuevos segmentos de vigas de extensión en la ISS, y también colocarán dos paneles solares al estribor de la Estación, que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra.
En esta ocasión, la tripulación de la nave está compuesta exclusivamente por hombres. Al comandante Frederick Sturckow le acompañarán el piloto Lee Archambault, y los especialistas de misión James Reilly II, Patrick Forrester, Steven Swanson y John D. Olivas, así como el ingeniero de vuelo Clayton Anderson. Este último se quedará en la Estación Internacional, mientras que en el viaje de regreso a Tierra el 'Atlantis' se traerá a Sunita Williams.
Para el piloto, como para otros tres de sus compañeros, éste será su primer viaje al espacio, pese a que algunos de ellos forman parte del cuerpo de astronautas de la NASA desde 1998.
Los paneles solares que instalarán los tripulantes del 'Atlantis' son similares a los colocados a babor de la estación en septiembre pasado. La tarea incluye el plegado de los paneles antiguos y la instalación de los nuevos, que tienen un sistema que permite su rotación.
La misión STS-117 debía haber sido la segunda del año para los transbordadores espaciales, pero sin embargo la NASA se vio obligada a suspender la primera debido a que una fuerte tormenta de granizo dañó seriamente el tanque de combustible del 'Atlantis' cuando éste estaba ya colocado en la rampa de despegue.
Los desperfectos fueron tan serios que los técnicos tuvieron que llevar la nave de vuelta al hangar, y el 'Atlantis' despega el sábado con más de 4,200 parches en el tanque principal, aunque los expertos en seguridad de la Agencia señalan que no ofrece ningún peligro para la misión.

Miércoles, 13 de junio de 2007.

TRAS ENCONTRAR UNA GRIETA EN EL TRANSBORDADOR
Los astronautas repararán el escudo del Atlantis en vuelo
Los responsables de la misión del 'Atlantis' han decidido que los astronautas realicen un paseo espacial fuera de los tres ya programados para intentar reparar una grieta de unos 15 centímetros en el escudo térmico de la nave. La NASA argumentó que su decisión se produce "para prevenir y no tener que lamentarse", e implica que el transbordador espacial permanecerá dos días más de lo planeado en el espacio.
Los técnicos de la agencia espacial estadounidense están convencidos de que el pequeño agujero detectado en la manta aislante, no supone "un gran peligro", pero el subdirector del programa de transbordadores, John Shannon, declaró que prefería que fueran prevacidos. "Hubo un consenso del 100% de que las incógnitas en el análisis de ingeniería y el daño potencial que sufre la nave (...) no eran aceptables y queríamos arreglarlo", dijo en una rueda de prensa desde el Centro Espacial Johnson en Houston.
Los tripulantes del 'Atlantis' tenían programados otros dos paseos espaciales para proseguir con las labores de construcción de la ISS, uno el miércoles y otro el viernes. Ahora, los dos astronautas tendrán que enfundarse de nuevo el traje presurizado en una cuarta ocasión, probablemente el sábado o el domingo.
La grieta fue detectada poco después del despegue, al analizar las miles de imágenes que desde distintos ángulos y cámaras se toman del transbordador durante las primeras horas de vuelo. El pequeño agujero, situado en una esquina de la 'panza' de la nave, está siendo analizado al detalle por los ingenieros de la NASA, que temen que si no se repara pudiera provocar un daño serio en el 'Atlantis' por las altas temperaturas que alcanza el transbordador durante su reentrada a la atmósfera terrestre, que ahora se producirá el próximo 21 de junio.
Desde el accidente del 'Columbia', en febrero de 2003, la NASA analiza exhaustivamente el escudo término de la nave después del despegue para evitar cualquier anirmalidad en el revestimiento protector de la misma que pudiera provocar un daño catastrófico como el del 'Columbia', que se desintegró en su regreso a la Tierra con los siete tripulantes abordo.
En otras dos ocasiones, la NASA ha tenido que improvisar reparaciones de emergencia en el aislante de la nave durante la misión, la primera vez para quitar uans protuberancias en el escudo término del 'Discovery'.. El segundo, que realizaron los astronautas Mike Ossum y Piers Sellers, fue para 'entrenar' nuevas herramientas y técnicas de reparación, que a buen seguro servirán de buena ayuda ahora.
Mientras tanto, el lunes los astronautas Danny Olivas y James Reilly finalizaron con éxito el primero de los paseos espaciales, en el que instalaron las estructuras de más de 73 metros de largo sobre las cuales se colocarán los nuevos paneles de energía solar de la estación.

Sábado, 16 de junio de 2007.


El astronauta estadounidense John Olivas ha conseguido reparar la grieta de unos 15 centímetros detectada en la manta aislante que recubre el casco del transbordador espacial 'Atlantis'. A unos 380 kilómetros sobre la Tierra, flotando en el espacio y armado de una simple grapadora, al estadounidense le han bastado un par de horas para terminar el delicado 'bricolaje espacial', mientras desde tierra los ingenieros rusos y estadounidenses han conseguido devolver a la normalidad a los ordenadores que controlan la Estación Espacial Internacional.
El paso espacial comenzó a las 19.24 horas, cuando Olivas salió de la escotilla enganchado al brazo robótico de la Estación. Así se desplazó hasta el lugar donde se localizaba la grieta y utilizó una grapadora quirúrgica —procedente del botiquín del 'Atlantis'— para pegar los bordes de la fisura, y a su vez esta zona de la capa aislante del transbordador al resto de las losetas que forman el escudo térmico, que protege la nave de las altas temperaturas que se alcanzan durante la reentrada en la atmósfera.
Mientras tanto, su compañero de paseo espacial, el astronauta Jim Reilley, trabajó en la zona externa del laboratorio 'Destiny' para reemplazar una rejilla de hidrógeno vital para el suministro de oxígeno de esta zona de la Estación.
Cuando ambos llevaban ya casi dos horas de paseo, el centro de control de la NASA ordenó a Reilly que desconectara el cable de suministro eléctrico de uno de los paneles solares que ambos astronautas colocaron el miércoles, durante otro paseo espacial, puesto que los ingenieros sospechan que este nuevo segmento añadido al complejo puede estar provocando algunos de los problemas que sufrieron los ordenadores de a bordo de la ISS desde hace dos días.
Y es que mientras los dos astronautas llevaban a cabo las delicadas tareas, tanto desde el centro de control de Houston (EEUU) como el de Moscú (Rusia) los técnicos tuvieron que buscar una solución a los problemas informáticos que trajeron de cabeza a ambas agencias espaciales durante más de 48 horas.
Finalmente, según confirmó Brandy Dean, portavoz del centro espacial Johnston de la NASA, los problemas se solucionaron: "Hay dos ordenadores centrales rusos, cada uno tiene tres conexiones, y cuatro de estas conexiones funcionan, aunque con una conexión en cada uno es suficiente", explicó. "Por el momento, funciona".
La NASA en principio no ha puesto reparos a que dos de sus astronautas salieran al espacio exterior pese a los problemas detectados en seis ordenadores situados en la parte rusa de la Estación, y que además de controlar el suministro de agua y oxígeno, mantienen la posición orbital del complejo. Para evitar males mayores, los técnicos rusos decidieron mantener apagados dichos ordenadores hasta solucionar los problemas.
En situación estable.
Según el centro de control ruso, la ISS tiene suministros suficientes para unos 90 días, y la posición del complejo se mantiene estable porque, si los giroscopios no funcionan por los problemas técnicos, se pueden utilizar para mantener la posición los propulsores del 'Atlantis', que desde el pasado domingo está atracado en la Estación.
A pesar de que de momento ambas agencias espaciales descartan que sea necesario evacuar la tripulación permanente de la Estación, la agencia rusa ha declarado que el fallo era "fatídico", la NASA niega este extremo y señala que la situación está absolutamente bajo control, aunque siguen trabajando día y noche para taratar de reparar los ordenadores.
A pesar de que ésta es la primera ocasión en la que dos astronautas tienen que realizar este tipo de 'soldadura' espacial, para cerrar una grieta, no es la primera reparación que se efectúa en un transbordador espacial mientras éste está en el espacio. En agosto de 2005, el astronauta Steve Robinson logró retirar de la 'panza' del 'Discovery' un trozo sobrante de aislante, que podría haber provocado algún daño en la misma durante el regreso a la Tierra. En una misión posterior, en julio de 2006, dos astronautas dieron un paseo espacial para probar diversas técnicas de reparación del aislante de la nave en vuelo.
Para la agencia espacial estadounidense, cualquier problema, por mínimo que sea, en el escudo térmico de la nave es crucial, después de que en febrero de 2003 el 'Columbia' se desintegrara en el viaje de regreso a la Tierra, con sus siete tripulantes a bordo, tras perder algunas de las losetas térmicas de una de las alas.

Domingo, 17 de junio de 2007.


Patrick Forrester y Steven Swanson concluyeron en un cuarto paseo espacial los trabajos de construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS) previstos durante la misión del 'Atlantis'.
Una vez vuelta la normalidad tras la puesta en marcha de los ordenadores en la ISS, que no funcionaron durante cuatro días, los astronautas se concentraron en tareas que habían quedado pendientes para dar más autonomía a la base galáctica.
Forrester fue el primero en emerger por la escotilla de despresurización al vacío, a 350 kilómetros de altura de la Tierra, para la que fue la segunda caminata con su colega Swanson, que duró seis horas y media. "Vamos, sal", le dijo.
Su tarea principal fue preparar para su activación una junta rotatoria que permitirá a unos nuevos paneles seguir al sol y generar energía para la Estación. El 'Atlantis' trajo la plataforma donde van montados los paneles, la cual fue instalada el 11 de junio, pero aún faltaban unos pequeños toques para dejarla lista para operar.
Forrester y Swanson verificaron el funcionamiento de otros mecanismos que gobernarán el giro del sistema y colocaron una cámara. Además, quitaron un tope para permitir al transportador moverse por los raíles de la nueva estructura.
Luego se trasladaron al exterior del módulo 'Unity' y colocaron un cable informático nuevo que une los segmentos ruso y estadounidense de la Estación, y quitaron una antena del sistema de navegación por satélite GPS. También dotaron al laboratorio 'Destiny' de un escudo que le protegerá de impactos de micro-meteoritos.
Además, abrieron una válvula para la salida de hidrógeno de un dispositivo traído por el 'Atlantis' que es capaz de generar entre 5,5 y 9 kilogramos de oxígeno por día. Se trató del paseo número 88 destinado a la construcción y mantenimiento de la Estación, que fue añadido al programa de 'Atlantis' porque la tercera salida de los tripulantes al espacio se dedicó a reparar un pequeño agujero que se había abierto en el escudo protector del transbordador.
Esa actividad extra alargó de 11 a 13 días la misión del Atlantis, cuya partida de la Estación está prevista inicialmente para el martes, con el aterrizaje para el jueves en Cabo Cañaveral (estado de Florida). La nave cuenta con suficientes suministros para un día adicional en el espacio.
La brecha y el problema con los ordenadores causaron preocupación a los tripulantes, como reconoció en una rueda de prensa el cosmonauta ruso Oleg Kotov. No obstante, el sábado volvieron a funcionar todos los sistemas y el Centro de Control de Houston informó a los siete tripulantes del 'Atlantis' que podían usar de nuevo los inodoros del transbordador.
"Ésa es una buena noticia", dijo el piloto, Lee Archambault. Los astronautas habían tenido que visitar el excusado en el módulo ruso Zvezda porque los sistemas de la Estación eran incapaces de transferir los desperdicios del Atlantis a su zona de servicio.
Además de con un baño cerca de la cama, los astronautas se despertaron con la banda sonora de la serie de televisión 'Band of Brothers', sobre una compañía de soldados estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial, que fue dedicada a James Reilly por sus hijos con motivo del Día del Padre, que se celebró en Estados Unidos.
Se realizarán ejercicios más extensos para garantizar que los paneles puedan seguir la luz del sol. Además, comprobarán el funcionamiento de los sistemas de propulsión de la Estación, que le permiten orientarse. Durante el apagón informático, el 'Atlantis' mantuvo la estabilidad de la Estación con sus propios motores.

Miércoles, 20 de junio de 2007.


El transbordador espacial 'Atlantis' se ha desacoplado de la Estación Espacial Internacional, donde ha permanecido nueve días, para emprender el viaje de retorno a la Tierra. Si todo sale según lo previsto, aterrizará en Cabo Cañaveral, en Florida (EEUU) el jueves a las 17.54 GMT (dos horas más en España).
El 'Atlantis' se apartó unos 120 metros del puesto espacial e inició una mini-órbita que permitirá que los astronautas en la estación inspeccionen la nave antes de su partida hacia tierra.
Durante los días que ha permanecido anclado a la Estación, los astronautas han llevado a cabo cuatro paseos espaciales, tres de ellos para proseguir con las tareas de construcción del complejo, y otro para reparar una grieta en la manta térmica aislante de la nave.
Pero ese no ha sido el único quebradero de cabeza para la agencia espacial estadounidense de los últimos días. Mientras el transbordador estaba acoplado a la Estación, los ordenadores rusos que controlan buena parte de los suministros de agua y oxígeno del complejo, así como los giroscopios que mantienen la orientación de la ISS, dejaron de funcionar.
Durante más de 48 horas técnicos rusos y estadounidenses estuvieron tratando de solucionar el problema, e incluso se llegó a barajar la posibilidad de evacuar la Estación, aunque finalmente los sistemas volvieron a su normalidad, sin que los técnicos hayan podido determinar las causas de los fallos.

Jueves, 21 de junio de 2007.


PODRÍA TOMAR TIERRA EN CALIFORNIA.
La NASA suspende de nuevo el aterrizaje del Atlantis por el mal tiempo.
La NASA anunció que ha suspendido el aterrizaje del transbordador 'Atlantis' debido al mal tiempo en la primera oportunidad para aterrizar hoy, prevista para las 14.18 hora local (18.18 GMT) en el Centro Espacial Kennedy, en Florida.
La agencia espacial estadounidense informó de que la siguiente oportunidad se será a las 15.55 hora local (19.55 GMT), también en el centro espacial en Cabo Cañaveral, o que incluso podría optarse directamente porque aterrice en la base aérea de Edwards, en California.
La lluvia que cae sobre la zona ha impedido que se lleve a cabo el aterrizaje de la nave, que regresa después de 15 días de misión en la Estación Espacial Internacional (EEI).
En caso de que la NASA optara directamente por la Base Aérea de Edwards, la primera oportunidad para que el transbordador espacial aterrice allí sería a las 15.49 hora local (19.49 GMT).
El mal tiempo reinante sobre el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, también provocó que la NASA suspendiera el jueves el aterrizaje en las dos oportunidades que había programado.
La NASA, aunque ha indicado que el transbordador tiene suficiente autonomía para orbitar hasta el domingo, ha asegurado que tiene la intención de hacer que su vuelta a la Tierra sea hoy mismo.
"Nuestra idea aquí es que vamos a aterrizar en algún lugar seguro hoy mismo", comunicó el personal de control de la misión, situado en el centro espacial de Houston, a los siete tripulantes de la nave.
Por su parte, los astronautas ya están preparados para aterrizar, ya que a primera hora de hoy cerraron la bodega del aparato, que suele permanecer abierta mientras orbita para que no haya un exceso de calentamiento, y se pusieron los trajes naranjas.
En caso de que hoy no aterrizara el transbordador en Florida o en California, mañana es posible que lo haga también en Nuevo México.
Durante esta misión, el Atlantis llevó a la EEI dos nuevos tramos de vigas y paneles de energía solar, instalados a lo largo de cuatro jornadas de labor de los astronautas fuera del complejo que orbita a unos 350 kilómetros de la Tierra.

Viernes, 22 de junio de 2007.


El transbordador Atlantis aterrizó a las 19.49 GMT (21.49) en la Base Aérea de Edwards en California, después de que se suspendiera un intento para hacerlo en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida) y tras 15 días de misión.
La Base Aérea de Edwards se encuentra en el desierto de Mojave y según dijo Tony Antonelli del Centro de Control de la Misión de la NASA en Houston, se habían decidido por California debido al mal tiempo en Florida.
Durante esta misión, que ha durado quince días, el Atlantis llevó a la Estación Espacial Internacional (EEI) dos nuevos tramos de vigas y paneles de energía solar, instalados a lo largo de cuatro jornadas de labor de los astronautas fuera del complejo que orbita a unos 350 kilómetros de la Tierra.
Los nuevos paneles solares por primera vez cuentan con un dispositivo rotatorio que les permitirá seguir al Sol y proporcionar más energía a la nave.